Skip to content

VIDA ANIMAL

diciembre 28, 2010

Esta mañana cogimos el coche y nos plantamos en la Reserva del Castillo de las Guardas. Independientemente de que nos gusten más o menos estos sitios, Martin es un enamorado del mundo animal y darle la oportunidad de verlos tan de cerca (y que no sea en la pantalla del televisor) es un regalo para él. Lo mejor: poder dar de comer a los animales con la mano…

PD: gracias al abuelo Julian por dejarnos sus prismáticos.

 

Anuncios
One Comment leave one →
  1. bego permalink
    diciembre 29, 2010 1:19 am

    Esos prismaticos tienen solera! :))

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: